Archivo de la etiqueta: portada

Estudios sobre ciudades nº2: Leganés

Leganés, en el sur metropolitano de Madrid

Autor: Juan José Villalón Ogáyar

Leganés es una ciudad que se ubica en la zona pobre de la gran área metropolitana de Madrid. Es parte de aquel paradójico “club” del Sur que concentra las externalidades negativas del territorio metropolitano: los paisajes ecológicamente más pobres, las grandes áreas industriales de la región y todas las infraestructuras de desechos y reciclaje de la “ciudad” (Observatorio Metropolitano, 2008, 690-691).

La evolución histórica reciente de Leganés está asociada a dos grandes procesos  históricos que han afectado profundamente a todo el área madrileña: el proceso de industrialización que comienza en los cincuenta y llega hasta los setenta y el proceso de globalización que comienza tras la crisis económica que sufre España a finales de los ochenta, unos años más tarde que en el resto del área europea. Esta ciudad era un pueblecito de apenas 5.000 habitantes a mediados del siglo XX. Sin embargo, dos olas seguidas de inmigración, primero desde las zonas rurales del sur de España hasta los años ochenta en que alcanzó los 165.000 habitantes, y después con un crecimiento más moderado de inmigrantes extranjeros que le llevó a crecer hasta los 180.000 habitantes al comienzo de la segunda década del siglo XXI, le sitúan como la quinta ciudad más grande de Madrid con un nivel de edificación de los más altos de la Comunidad destacando el dato de que el 51% de sus edificios fueron construidos entre 1961 y 1980 y el 28% entre el año 1991 y el 2001 a fecha del año 2001. Por su parte, la Comunidad de Madrid  tiene más de seis millones de habitantes, con un núcleo (el municipio de Madrid) que agrupa a cuatro millones y el resto dispersado en numerosas ciudades de rangos intermedios que forman la gran corona urbana.

Tabla 1. Datos básicos de Leganés en comparación con su entorno, 2013

Leganés (circa 2012)

Zona Sur Metropolitano (circa 2012)

Madrid C.A. (circa 2012)

Total de población empadronada

188.594

1.292.240

6.498560

Crecimiento relativo de la población

0,31

0,80

0,14

Grado de envejecimiento

16,72

12,32

15,35

Extranjeros por 1.000 hab.

125,21*

152,38

156,20

Nacidos en otra provincia o el extranjero (%)

46

Titulados superiores (%)

10,09 (2001)

10,28

20,74

Estudios primarios o sin estudios (%)

36

33

30

Renta per cápita

13.948,87**

13.964,53

18.033,66

Condición socioeconómica por 1.000 habitantes (Obreros) (2001)

137,67 (2001)

148,00

90,85

Voto de izquierdas en las últimas elecciones municipales (PSOE, IU)

43,44 (2011)

39,75

34,44

Voto a partidos minoritarios

3,34 (2011)

3,18

3,65

Paro resgistrado por 100 hab.

9,77

10,13

8,17

Ocupados por mil habitantes

289,00

262,25

409,36

-Comercio y Hostelería

103,71

85,18

97,35

-Transporte y almacenamiento

22,16

20,72

26,32

-Actividades financieras y seguros

8,93

6,80

17,47

-Información y servicios profesionales

49,84

35,65

115,77

-Otras actividades de Servicios

17,48

16,14

35,73

-Administraciones Públicas, Educación y sanidad

58,45

53,93

86,34

-Industria y energía

28,43

43,83

30,38

Suelo urbano (%)

24,65 (2008)

13,98

9,86

Suelo urbanizable (%)

18,58 (2008)

8,27

3,78

Densidad de población

4.326,59

1.712,96

808,41

Edificios construidos entre 1961 y 1980 (%)

51,66 (2001)

34,46

35,52

Edificios construidos entre 1991 y 2001 (%)

28 (2001)

33,91

24,90

Locales comerciales (%)

26,26 (2001)

17,79

30,12

Local industrial (%)

13,47 (2001)

26,44

11,64

Equipamientos para bienestar (salud, educativos, culturales, deportivos y sociales)

6,64 (2001)

6,92

6,69

Fuente: Sección de Informática del Ayuntamiento de Leganés. Enero/2013

La posición de Leganés dentro de este Madrid urbano es periférica económicamente hablando. Dejó de ser un pueblo al convertirse en ciudad dormitorio de trabajadores inmigrados de baja cualificación durante la fase última de industrialización de Madrid que abarcó desde los años cincuenta hasta los ochenta. Esto tiene todavía su repercusión en una población que en un 46% nació fuera de la provincia de Madrid, en que el porcentaje de titulados superiores es la mitad del de Madrid y, sobre todo, en que los obreros son proporcionalmente muchos más que en el conjunto de la provincia, similar a lo que ocurre en toda la zona sur donde se ubica esta ciudad. Lo cual ha repercutido en que a día de hoy, todavía existe una clara brecha si se observa la renta media entre Leganés y la zona sur respecto a la media de la Comunidad Autónoma que es superior en casi un 25%.

Desde finales de los noventa, mientras Madrid se insertaba plenamente en las redes globales en una posición relativamente ventajosa, Leganés, junto a gran parte de Madrid Sur, no conseguirá transformarse en una economía global potente sino que seguirá siendo periférica. Así, su población ocupada tenderá a ocuparse en mayor medida que la media madrileña en tareas de baja productividad como el comercio y la hostelería (35% de los ocupados). Mientras que, actividades propias de la economía global como las financieras y seguros, la información y servicios profesionales y otras actividades de servicios se desarrollarán casi la mitad que en el conjunto de la Comunidad Autónoma.

Dentro de la zona sur, además, Leganés ocupará una posición peculiar de desventaja económica puesto que la gran ventaja del sur es su nivel de industrialización, algo que en Leganés no se sostiene. La zona sur tiene un porcentaje de locales industriales que  llega a ser el doble de los que hay en el conjunto de Madrid. Sin embargo, en Leganés esa cifra es más reducida. Se encuentra en el nivel medio de la Comunidad en el año 2001. Y, la proporción de su población dedicada a actividades industriales y energía es casi la mitad que en el conjunto de la zona Sur metropolitana.

Poblacionalmente, el crecimiento demográfico de Leganés también será peculiar durante el último período de crecimiento, cuando llega la gran oleada de inmigración extranjera comenzada a finales de los noventa. A día de hoy, la población de Leganés está formada por una menor proporción de extranjeros que la zona y la provincia. Y, su grado de envejecimiento es superior. Aún así, ha seguido creciendo a un ritmo superior al de la C.A. aunque muy inferior al de la zona. Esta peculiaridad está asociada posiblemente a su alto nivel de densidad demográfica que es muy superior al de la zona y al de Madrid a pesar de que el área de suelo urbano y urbanizable es más del doble que en la zona.

Políticamente, la ciudadanía de Leganés se había mantenido con una mayoría de izquierdas hasta las últimas elecciones municipales. Y, hoy, el voto de izquierdas sigue siendo 9 puntos porcentuales mayor que en la Comunidad Autónoma.Si bien, el partido popular, de derechas, es el que actualmente gobierna.

Con todo ello, Leganés, hoy, puede ser situado como parte del cinturón rojo de área urbana madrileña: pobre, con menos formación, obrera y de izquierdas. Aunque, también es una población más envejecida y desocupada que la sitúa en una situación de mayor desventaja dentro de la gran área urbana madrileña.

Colección Análisis Preliminares. Informe nº3. LA CIUDAD HETEROGÉNEA

COLECCIÓN: ANÁLISIS PRELIMINARES
PROYECTO IDENTIDADES BÁSICAS Y CRISIS ECONÓMICA (CSO2011-32121)

INFORME Nº 3. LA CIUDAD HETEROGÉNEA

Autor: Juan José Villalón Ogáyar (UNED)

560387.jpg

Proyecto financiado por: Ministerio de Economía y Competitividad

2011-Web-EconomiaC-63px

Publicado en: Blog de investigación Iguales y Diferentes 8 de marzo de 2013
ISSN: en proceso


Prólogo:
Los resultados que se presentan en los informes preliminares son el resultado de una selección aleatoria de 51 casos entre la muestra realizada en la ciudad de Leganés. Por tanto, son resultados que no podemos extrapolar a toda la población del municipio sin tener en cuenta que el intervalo de confianza que tenemos para una respuesta cuya probabilidad es 50/50, a un nivel de confianza del 95%, es de un 13,86.
Esta colección de informes quiere servir para que los resultados de la investigación que vamos obteniendo en el proceso de desarrollo del proyecto puedan llegar más rápidamente a las personas interesadas y que siguen el proyecto. Así, ellas mismas podrán aportar sus propias opiniones al respecto a través de nuestros dos medios de difusión principales: el blog “Iguales y Diferentes” y el blog del proyecto en el espacio UNED, la plataforma alF.
Dichas aportaciones enriquecerán los propios resultados. Gracias por vuestra colaboración.

Juan José Villalón Ogáyar
22 de febrero de 2013


 

Al final del segundo informe de esta colección surgía una pregunta: ¿Estamos ante una acotación del barrio, ante una identidad propia del barrio frente a un otro superior que se constituye en torno al mercado laboral? ¿Estamos ante un nosotros, unos semejantes en contraposición a otros, formado por los del barrio?

LA DESCRIPCIÓN DE LOS HABITANTES DE LA CIUDAD

La pregunta sobre la descripción de los habitantes de la ciudad busca recoger datos sobre esta cuestión. Suponíamos que frente a la visión del barrio como un espacio más homogéneo, la ciudad podría ser vista como un universo más heterogéneo, diverso y dividido. Esa es la hipótesis geográfica de la ciudad fragmentada que se contrapone con las hipótesis de la ciudad unida, la de la ciudad dual y la del barrio fragmentado culturalmente. La cual puede ser germen del gueto urbano.

En este momento, lo que nos encontramos es que emergen como los rasgos de identificación típicos la nacionalidad y la clase principalmente. Se deja más patente desde el comienzo de las respuestas que estamos en un ámbito heterogéneo y donde el peso del rol laboral es importante todavía a la hora de identificar la colectividad. Aún así, los elementos étnicos de identificación siguen teniendo un papel relevante en la descripción dada por los entrevistados. Queda relegado al final del marco conceptual la familia, la ocupación y el género. Todos ellos son elementos que podemos intuir como los más diversos y heterogéneos en este nivel poblacional. (Vid. Gráfico 3.1)

Gráfico 3.1 Intensidad y extensión de los rasgos de la descripción de los que habitan la ciudad
GRAFICO31

Pregunta. -¿Y de su ciudad? (preguntada justo después de la pregunta sobre los rasgos de la gente del barrio (2) (Vid. Informe nº2)

La asociación entre la extensión de los parámetros utilizados en la descripción del barrio y la ciudad es relativamente significativa con los datos obtenidos (Vid. Tabla 3.1). Sin embargo, cambia la intensidad del uso. Ello implica que las representaciones, constituidas sobre marcos similares, difieren en la configuración final que se realiza. Es pues claro que es distinto hablar del barrio que hablar de la ciudad. No es describir lo mismo. Y, la clave principal parece estar en la heterogeneidad de la ciudad frente a la homogeneidad laboral y de clase del barrio como los antagonismos más patentes si comparamos las respuestas de ambos grupos de variables.

Tabla 3.1. Correlaciones de extensión e intensidad por rasgos

TABLA31En resumen, hemos pasado a lo largo de estos tres informes desde el momento de la autodescripción al momento de la descripción de la ciudad. Y vemos que aunque los parámetros utilizados para caracterizar a las gentes son en gran parte coincidentes, sin embargo, ello es sólo parcialmente. Es más, si en la descripción personal, el marco dominante es cohesivo por basarse en las relaciones que mantenemos en la familia y el trabajo; vemos como el marco dominante al hablar del barrio es más un marco donde destacan fronteras internas de nacionalidad, clase y edad, distinguibles objetivamente como herramientas culturales de diferenciación institucional, división y desigual distribución de los puestos en las estructuras sociales así como de los recursos y privilegios.

Por consiguiente, parece quedar patente la existencia de una caracterización del barrio basada en las diferencias de clase derivadas del trabajo especialmente. Ello queda constatado más fuertemente cuando al hablar de un nivel superior, la ciudad, ésta queda descrita como una entidad más heterogénea. Si bien, la clase y el rol laboral siguen permitiendo que podamos hablar sobre el predominio de una cierta imagen de unidad de clase, así como la medición de la extensión y la intensidad de uso de otros rasgos indican el reconocimiento de una cierta unidad cultural para una parte importante de la población que reconoce unas creencias, una localidad, una raza y unas costumbres como propias.

De lo anterior se infiere la existencia de una contradicción básica en los datos que apuntan a la existencia de dos discursos con sentidos relativamente opuestos: heterogeneidad e identificación étnico –cultural. Es decir, hay personas cuyo discurso sobre la ciudad plantea como característica de ésta la heterogeneidad mientras otra parte plantea la existencia de una homogeneidad cultural basada en algún parámetro étnico (raza, nacionalidad, costumbres o religión) en la descripción de la población urbana. Aunque, se reconoce un punto en común de todos en la posición de clase que se ocupa.

Cuadro 3.1. Discursos prevalentes sobre la identidad de los ciudadanos  

CUADR31

Esto significa que no parece haber un discurso común en la población estudiada. Más bien hay, al menos, dos tipos de discursos que se oponen en la valoración que realizan de los rasgos culturales que identifican a los ciudadanos de la ciudad.