Elecciones en Madrid

¿Qué podría pasar ahora en Madrid?

Ya que hemos votado, es hora ya de pactos y acuerdos para comenzar a gobernar nuestras ciudades y regiones.
En Madrid capital se ha optado por un cambio sustantivo que lleva a la Capital de esta gran área urbana a liderar la transformación en la Comunidad Autónoma hacia una forma de política más participativa, local y, si consigue asentarse, a largo plazo.

Ver resultados en:
http://resultadoslocales2015.interior.es/99MU/DMU12289PR_L1.htm

Manuela Carmena (Ahora Madrid) puede forjar una nueva forma de ciudadanía en Madrid en cooperación con el PSOE. Su idea parece ser compatibilizar Crecimiento Económico con Sostenibilidad e Igualdad en proyectos a largo plazo y con una fuerte participación cívica (Programa colaborativo Ahora Madrid ). Eso significa que las Juntas municipales pueden comenzar a despertar y abrirse a los movimientos ciudadanos de una forma realista.

Este partido no es simplemente PODEMOS para la gente de Madrid. Cuando hablas con otros en la calle te dicen que no va a votar lo mismo ahora que en las elecciones generales seguramente. Es más, tras hablar un rato con unos cuantos te das cuenta de que para muchos, el Estado no necesita lo mismo que la Ciudad de Madrid. Ni siquiera la Región se puede gobernar hoy día desde los mismos principios ni está en la misma situación que el Ayuntamiento. Y, el perfil de Manuela no es el de los fundadores de PODEMOS. El nivel de confianza que desprenden una y otros no es la misma.

Estas posiciones me reafirman en una hipótesis interesante vinculada a la Globalización y el profundo cambio que hemos observado en Madrid y en otros lugares del mundo: Nos encontramos en unos tiempos donde ya no hay problemas «universales» (sí globales), ni soluciones iguales para todos porque no todos tenemos los mismos recursos. Y, no tenemos los mismos recursos porque somos diferentes, no simplemente desiguales. Los recursos humanos, culturales, cívicos, económicos y políticos de cada grupo humano, situado en un lugar y tiempo, proporcionan herramientas diferentes para luchar contra similares problemas a cada grupo.

La idea que podría sostener la propuesta de Ahora Madrid se podría formular así: Desde una democracia real, participativa, podemos conseguir extraer todos esos recursos locales para, en cada lugar, ir desarrollando soluciones. Después, es tiempo de estar todos en contacto, de poner a disposición unos de otros las soluciones encontradas. Que cada localidad innove, mejore, transforme esos aprendizajes y dé respuestas sustantivas y sostenibles a los problemas que le acosan.

Pero, queridos lectores, no todas las soluciones son adecuadas y correctas. Y, donde las decisiones tomadas sean erróneas, se irá al fracaso.

¿Donde estará el exito? No lo sé. Éticamente diría que creo que hay que buscarlo desde la decencia, la dignidad y el sentido más estricto de justicia humanitaria y compasión por los más desfavorecidos y, también, por los más errados. Pero, más allá de cuestiones éticas, lo que sí nos dice la historia es que hay dos pilares básicos para que sea posible un proyecto democrático, algo que sí es universal: La Sanidad y la Educación deben ser posibles para todos. Tal vez, la primera es para todos igual, aunque hasta cierto punto, pues todos los sistemas sanitarios o modelos de salud tienen sus riesgos. Si bien, la segunda puede ser que necesite más claramente estar localizada en sus contenidos, que sea posible distintos modelos educativos, dentro de un mismo lugar para permitir la pluralidad y la innovación, para fomentar la creatividad y la contrastación. Desde ahí, los demás temas necesitan aún de mayor pluralidad, localización, adaptación e innovación. Y, el más importante, por supuesto es: la economía, el empleo. Pero, sin olvidar que su importancia radica en que es necesario producir para la globalidad e integrar a toda la población en la vida social. Y, la educación y el trabajo regulado se ha mostrado como la vía más potente para la integración social.