El archipiélago metropolitano

El archipiélago metropolitano, una nueva forma de ciudad postindustrial

En Europa, las ciudades globales adoptan una forma relativamente peculiar que ha sido denominado por la Comisión Europea como “las grandes áreas urbanas” en referencia, especialmente al tamaño de su población y a que no funcionan como un solo municipio.

Las grandes áreas urbanas son un complejo entramado de municipios políticamente autónomos y económicamente unificados como nodos de la red económica mundial. Con ello, la Comisión Europea, en su programa Urban Audit, ofrece una imagen de Europa que se caracteriza por una única estructura policéntrica de grandes, medianas y pequeñas ciudades (según su población y densidad) siendo las dos más populosas Londres y Paris. (Eurostat, 2013)

Este concepto de la “ciudad” rompe con la visión moderna sobre los límites del espacio urbano y responde a la necesidad de captar el espacio tal y como se configura y se experimenta en la era de la globalización. Si bien, para ello, es necesario que se acuda a algunos de los estudiosos que han profundizado en como tieden a ser esta nueva ciudad.

Hoy, la “ciudad” incluye varios municipios (unidades político-administrativas locales) que están fuertemente entrelazados económicamente siendo para el mundo un único nodo en la red global y, para sus habitantes, una diversidad de espacios físicos entre los que han de transitar cotidianamente para trabajar, educarse, salir de compras, realizar sus aficiones o encontrarse con los amigos y los compañeros. La metrópoli industrial ya solía adoptar esta forma de crecimiento que implicaba el desarrollo de ciudades dormitorio y cinturones obreros en su entorno. Sin embargo, la actual ciudad que emerge de la globalización tiene unas nuevas características que le asemejan a lo que Indovina (2006:28) llamaba: “Archipiélago Metropolitano”. Tal vez con ello recordaba ciudades tan diferentes como Bombay o Estocolmo formada por varias islas desde sus orígenes.

Según este autor, las formas de organización urbana hasta el momento actual tienden a confluir en el desarrollo de una nueva manera de ciudad. La ciudad metropolitana, la ciudad difusa y el territorio urbanizado parecen estar convirtiéndose en archipiélagos metropolitanos. Estos últimos son concebidos como: 1- un territorio que es amplio y constituido por distintos asentamientos; 2-una estructura de población que en el conjunto del archipiélago es diferente de la que tiene cada asentamiento por edad y actividad; 3-Está provisto de una malla de infraestructuras de comunicación rica que conecta entre sí los asentamientos; 4- Con una estructura productiva articulada y compleja con empresas de distintos sectores, tamaños, tecnologías y productos; 5-Contiene una demanda de trabajo ampliamente satisfecha por la oferta interna mediante desplazamientos de los trabajadores dentro del archipiélago; 6-Presenta una jerarquía territorial débil debido a una localización de las distintas funciones difusa en el territorio que lleva a la formación de relaciones funcionales entre los polos independientes entre sí; 7- tiene una oferta de servicios a las personas y a las empresas que por dimensiones y calidad se presentan con carácter metropolitano, para todo el territorio y de alto nivel; 8- Dispone de unos servicios y algunas producciones con carácter de excelencia extraterritorial; 9- Se produce una continua movilidad obligatoria por trabajo y estudios en el interior del archipiélago y en todas direcciones; 10- La movilidad por ocio o familia también es multidireccional, causada por elecciones individuales en función de la oferta difusa del territorio; 11- La red de transporte colectivo estructura los flujos obligatorios, los medios de transporte individual solucionan las necesidades particulares; 12- Dentro de los asentamientos hay gran diferenciación social pero una reducida polarización; 13-Se desarrollan todo un conjunto de espacios públicos tradicionales, metropolitanos y privados relativamente articulada. (Indovina, 2006:28-30)

Su desarrollo viene producido como consecuencia de que la ciudad ha sufrido un cambio espectacular debido al cual el proceso tradicional de difusión de la población en función de la renta se altera por otros procesos que han obligado a la valorización del territorio asociado a la metrópoli. Esos procesos son el cambio del proceso productivo y la transformación que la vida cotidiana en la ciudad ha sufrido como consecuencia de la globalización entre otros factores (Indovina, 2006:31-37).

Bibliografía:

Indovina, F. (2006) Transformaciones de la ciudad y el territorio a principios del siglo XXI: El archipiélago metropolitano en La ciudad fragmentada. Nuevas formas de hábitat. Ed. Universidad de Alicante, Publicaciones.

Eurostat (2013) Focus on cities and metro regions en Eurostat Regional Yearbook, 2013