Grandes Áreas Urbanas: Conflictos postindustriales y retos políticos

Grandes áreas urbanas: conflictos postindustriales y retos políticos“, por Juan José Villalón Ogáyar en Documentación Social. Revista de estudios sociales y de sociología aplicada, nº 171, año 2013. ISSN 0417-8106.

Recientemente he publicado el artículo “Grandes áreas urbanas: conflictos postindustriales y retos políticos”. Este es un artículo de reflexión sobre cómo afrontar los grandes retos que las Grandes áreas urbanas han de afrontar en la actualidad: la organización del territorio y el desarrollo del modelo social en los países europeos al hilo de la última ola de globalización en la que nos hallamos inmersos.
La primacía de la Economía del conocimiento y la centralidad de las grandes áreas urbanas son dos de las características centrales del nuevo Sistema Económico Mundial que han remodelado los sistemas de estratificación social estatales al generar conflictos locales y problemas globales. Este sistema se caracteriza porque aumenta la desigualdad social y tiende a generar una estructura ocupacional dual dentro de las grandes áreas urbanas: localiza las clases sociales, su conflicto, al tiempo que hace que el Estado deje de ser “social” o “de Bienestar”. Con lo que se fortalecen un tipo de conflictos que podríamos denominar “postindustriales” y tienen un carácter básicamente local y propio de las “Large Urban Zones” (LUZ) o Grandes Áreas Urbanas.
El texto explica el cambio mundial que se está produciendo. Lo denomina “Globalización computacional” para fortalecer la idea de la relevancia que tiene la Revolución Tecnológica informática en el cambio social. Además, estudia los efectos de dicho proceso histórico sobre las ciudades siguiendo los análisis, especialmente, de Saskia Sassen (2012) y otros autores como Glaeser (2011) con la idea de complementar visiones muy diferentes pero altamente valiosas que no tuvieron en cuenta la cuestión urbana en sus estudios sociológico-históricos sobre la evolución de las sociedades actuales como son las de Tezanos (2001) y Therborn, 2011). Relaciona estos cambios con los modelos urbanos emergentes descritos y analizados maravillosamente por autores como Indovina (2006) que los llama “Archipiélagos Metropolitanos”. Si bien, el artículo profundiza en un aspecto poco tratado por ese autor y que es, para mí, esencial: el cambio de la vida cotidiana de las personas que habitan la ciudad y la identificación de los iguales.
Toda la reflexión realizada quiere situar al lector ante los retos de las grandes ciudades de nuestro tiempo para ser sociedades cohesionadas. Y, a partir de ahí propone la necesidad de reinventar el Estado a partir de las ciudades, replantea la cuestión de la “ciudadanía”, visualiza la “nación” como un grupo social dominante dentro de las ciudades, enuncia una posible solución a corto plazo como es la autogestión del principio de ciudadanía y enuncia alguno de sus más importantes problemas y desequilibrios.